Secheep informa sobre proceso de normalización de facturación

La empresa de energía realiza modificaciones en la gestión comercial para recuperar facturas no emitidas durante 2017. Se llevará adelante una política de flexibilización ante cortes por falta de pago.

Desde el Directorio de Secheep se informa que la empresa está llevando a cabo modificaciones en la gestión comercial en el marco de un proceso de normalización que permita poner al día la facturación de consumos de usuarios, que no recibieron facturas durante 4 meses en 2017, hasta recuperar las facturas no emitidas. Esta metodología llevará a que en algunos casos, algunos vencimientos se acorten y que por ello, se produzcan dos dentro de un plazo promedio de 20 días, aproximadamente.

Actualmente, Secheep emitió las facturas de los periodos 1 y 2, es decir de los dos primeros meses del año, cuando ya se ingresó al séptimo mes de 2018. Este desfasaje se produjo promediando 2017, en el marco de lineamientos establecidos por la Justicia Federal, que implicó una reestructuración y retraso en el proceso de facturación.

En esta transición hasta la normalización de la facturación, la Empresa flexibilizará los cortes por falta de pago para aquellos usuarios que tengan dos vencimientos en el mismo mes, además de facilitar a los clientes mecanismos para llevar adelante el pago de las boletas.

 

Atraso en la facturación

Secheep se encuentra llevando a cabo un proceso de normalización en la gestión comercial, con el fin de poner al día la facturación de los consumos de sus usuarios, que no recibieron facturas durante 4 meses en 2017, hasta recuperar las facturas no emitidas.

Esto es así, porque a la fecha, solamente se ha emitido el 60% de los periodos de consumo enero y febrero 2018, siendo que, en condiciones normales, debía haberse facturado hasta el 50 por ciento del consumo de mayo 2018 inclusive.

En el Cuadro N° 1 puede verse el desfasaje producido entre la última fecha de consumo y el momento de pagar dicho consumo, para el periodo febrero 2017 y 2018.

Este desfaje se originó a mediados de 2017, al tener que adaptar del sistema informático de facturación a los lineamientos establecidos por la Justicia Federal, que implicó una gran reestructuración en el mismo para devolver los créditos desde agosto 2016 en adelante. A lo que se sumó tener que re-facturar los periodos de marzo y abril 2017, cuando una parte de los usuarios ya habían pagado dichas facturas.

En el Cuadro N° 2 puede verse el momento en que se produce dicho desfasaje. Hasta el periodo abril-2017 el lapso entre la última fecha de consumo y el momento de pagarlo se encontraba dentro de los parámetros aceptables (61 días), pero a partir de mayo-2017 se vio considerablemente incrementado (123 días – 201%).

Lo cual, implicó que la energía consumida en mayo 2017 por los usuarios, recién la tuvieron que pagar en noviembre 2017, es decir, 184 días después. También se aprecia como los usuarios de Secheep no recibieron facturas durante 4 meses en 2017 (julio, agosto, septiembre y octubre).

Las modificaciones en el sistema informático incrementaron un 500% el tiempo requerido para emitir la facturación, por lo cual, Secheep tuvo que invertir en un nuevo sistema informático para poder recuperar los tiempos de facturación, pero aún se encuentra en la etapa de implementación.

 

Facturación bimestral con consumos mensuales

Primeramente, se debe aclarar que Secheep toma lectura bimestralmente y el proceso de facturación consiste en emitir dos comprobantes por un consumo mensual, representando cada par de facturas un bimestre de toma de lectura. Los cuales son: enero-febrero, marzo-abril, mayo-junio, julio-agosto, septiembre-octubre y noviembre-diciembre. Lo cual, claramente, impide facturar cada quince días.

A los fines de recuperar las facturas no emitidas, de manera transitoria se tuvo que reducir el tiempo entre vencimientos de cada par de facturas.

Para cada par de facturas emitidas se fija entre 15 y 20 días de separación entre los vencimientos de ambas. Por ejemplo, entre las fechas de pago de las facturas de noviembre y diciembre existirán 17 días.

Luego, entre el vencimiento de la primera factura del siguiente par y la última del anterior, existirán más cantidad de días debido a los tiempos requeridos en los procesos de facturación. Por ejemplo, entre las fechas de pago de las facturas de enero y diciembre existirán 44 días.

A continuación, en el Cuadro N° 3 se  muestra un ejemplo de facturación.

Esto último da la pauta que cada usuario no tendrá un vencimiento en cada 15 días, a pesar que se fijen menos de 30 días entre las fechas de pago cada vez que se emite un par de facturaciones. Esto puede verse en la Figura 1.

Esta modificación en el tiempo entre vencimientos de cada par de facturas, seguirá vigente hasta recuperar las facturas no emitidas, lo que se estipula tomará todo el corriente año.

 

Flexibilización de cortes por falta de pago

En esta transición hasta la normalización de la facturación, la Empresa flexibilizará los cortes por falta de pago para aquellos usuarios que tengan dos vencimientos en el mismo mes.

Si un usuario tiene hasta dos comprobantes pendientes por falta de pago con vencimiento en el mismo mes, la Empresa flexibilizará el corte, haciendo exigible sólo aquel con vencimiento más antiguo. Es decir, al momento del corte, la Empresa no exigirá el pago de las dos facturas.

En función de la necesidad y la obligación de emitir las facturas de la energía ya entregada a los usuarios hasta junio de 2018, y recién emitido enero y febrero, se hace prioritario facturar los periodos faltantes del corriente año. Por ello, se adoptó esta modalidad de vencimientos, ya que la Empresa debe cumplir con CAMMESA la cual aplica fuertes penalidades en caso de no pago de las obligaciones mensuales, que alcanzan al 20% del valor de las facturas mensuales.