River fue contundente, goleó a Independiente y se acerca a la Liberadores 2020

Los de Gallardo se aprovecharon de la falta de eficacia de su rival para conseguir un triunfo importante en el clásico. Fue 3-0 con tantos de Álvarez, Scocco de penal y Pratto.

Se acuerdan de Independiente, el clásico rival que es goleado en un abrir y cerrar de ojos. Se acuerdan de Boca, por la presencia de Pablo Pérez en la cancha. Gritan “dale campeón”, porque el recuerdo de la final de en Madrid sigue intacto. Mientras, el equipo de Marcelo Gallardo da un paso gigante a la clasificación a la Copa Libertadores de 2020. Y así como sucedió hace cinco meses y medio en el certamen continental, volvió a superar al conjunto de Ariel Holan, esta vez en la Superliga. Entonces, el Monumental, esa mole de cemento que una vez más cae encima del Rojo, delira. Y explota de felicidad.

Más allá de las cuestiones futbolísticas, está agraciado River. Tiene un aura protectora el equipo del Muñeco y su técnico también. Porque en el peor momento del equipo, encontró la llave del gol para abrir un arco, el de Martín Campaña, que parecía cerrado. Y como pasó en el duelo copero, cuando Juanfer Quintero armó una gran jugada individual tras aprovechar un rebote en una salida rival, ahora fue Julián Alvarez quien quedó mejor parado tras una pelota que da entre él y Bustos luego de un gran pase de Matías Suárez. El pibe sacó una media vuelta letal para inclinar el encuentro hacia la balanza roja y blanca. Antes de la definición, la pelota pega de manera circunstancial en el antebrazo del juvenil (a Patricio Loustau lo tapaba Bustos) y si hubiese habido VAR, seguramente era para revisarla.