River cayó con Vélez en un partido repleto de polémicas y perdió terreno en la Superliga

En un duelo apasionante y repleto de polémicas, Vélez le ganó por 2-1 a River en el estadio Monumental por la fecha 7 de la Superliga del Fútbol argentino.

Nicolás Domínguez puso en ventaja al equipo de Liniers a los 38 minutos del primer tiempo. Nacho Fernández igualó el encuentro a los 15 del complemento y Thiago Almada, de penal, le dio el triunfo a la visita cuando se jugaban 39 minutos de la segunda parte. Sobre el final del encuentro, Lucas Hoyos le atajó un penal al propio Nacho Fernández.

Los dirigidos por Marcelo Gallardo fueron superiores a lo largo del encuentro. A pura intensidad, acorralaron al rival contra su arco, pero volvió a fallar en la definición y eso le terminó costando muy caro. Los de Gabriel Heinze, en cambio, supieron pegar en el momento justo y terminaron rescatando tres puntos de oro.

Más allá de los futbolístico, los ojos quedaron puestos sobre el árbitro Andrés Merlos: no sancionó un penal a favor de River, mientras que le dio otro por una mano inexistente y no sancionó una mano de Thiago Almada en la jugada que desencadenó en el penal para Vélez.