¿Cuál es el protocolo para los cuerpos de personas fallecidas por coronavirus?

Desde el Ministerio de Salud emitieron una serie de recomendaciones, pero además las provincias y la Ciudad de Buenos Aires desarrollaron sus propias guías.
El Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) reunió en su sitio la información disponible a nivel mundial sobre el manejo de los cuerpos de personas fallecidas por coronavirus Covid-19 para promover el derecho de a un tratamiento digno y respetuoso para ellas, y para sus familias.

00:00
/
00:00

Loading Ad

En el caso de Argentina se incluyeron los protocolos de las provincias de Córdoba, Santa Fe, Buenos Aires, La Pampa, Neuquén y Mendoza, y de la Ciudad de Buenos Aires.

También figura el «Procedimiento para el manejo de cadáveres de casos de Covid-19» elaborado por el Ministerio de Salud de la Nación, donde consta que «no hay evidencia sólida hasta la fecha del riesgo de infección» a partir de los cuerpos de las víctimas fatales de la pandemia.

Aún así desde el Ministerio recomendaron:

Traslado de la sala de internación a la morgue o depósito: debe ser inmediato al fallecimiento, aunque los familiares pueden despedirse sin establecer contacto físico ni con las superficies u otros enseres de su entorno (y usando una bata desechable, guantes y barbijo quirúrgico).

El personal de Salud que trasladará el cuerpo deberán contar con equipos de protección personal (EPP) adecuados, que son los similares a los que se usan al tratar pacientes sospechados o confirmados de padecer Covid-19.

Antes de dejar la habitación, el cuerpo será introducido en una bolsa plástica de alta densidad, impermeable y con cierre hermético que reúna las características técnicas sanitarias de resistencia a la presión de los gases en su interior, estanqueidad e impermeabilidad.

Una vez identificada como material infectocontagioso, la bolsa será pulverizada con desinfectante de uso hospitalario y podrá colocarse en un ataúd para proceder al entierro o cremación de la persona.

Autopsia: el procedimiento del Ministerio de Salud aclara que «los pacientes fallecidos por COVID-19, todavía pueden contener virus vivos en los pulmones y otros órganos» por lo que «es preciso tomar medidas de protección respiratoria complementarias durante los procedimientos que generan aerosoles de partículas pequeñas».

Por eso no se recomiendan las autopsias en cuerpos de personas que hayan sido casos sospechosos o confirmados de coronavirus Covid-19, de la misma manera en que durante la pandemia de Gripe A la Corte Suprema dictaminó que no era necesario realizarlas a pacientes fallecidos por Influenza A H1N1 si no había indicios de criminalidad.

Transporte al tanatorio: una vez sellada y desinfectada, la bolsa sanitaria estanca y el ataúd que la contenga «no comporta riesgos» para el personal que la transporte, sin embargo quienes realicen el traslado deberán ser informados previamente de la situación, «así como del procedimiento a seguir en el caso de producirse un incidente».

El Ministerio de Salud argentino permite el traslado al extrajero de los cuerpos de víctimas fatales del coronavirus Covid-19, aunque el ingreso al país de cadáveres de esas características probó ser una cuestión totalmente distinta.

Hasta la fecha hay más de 60 documentos de países como Argentina, México, Estados Unidos, Reino Unido, España, Italia, pero también de la Cruz Roja Internacional y la Organización Mundial de la Salud (OMS). El catálogo será actualizado periódicamente en este link.